Ramón Bragaña

Juchitán, Oax.- Alejandro Solalinde Guerra activista y defensor de los derechos humanos de personas migrantes, recalcó que la falta de personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en el módulo de instalado en San Pedro Tapanatepec, ha provocado que personas extranjeras tengan que participar en el proceso de solicitud de los permisos de libre tránsito, provocando el robo de identidades y extorciones en la venta de espacios.

En entrevista para Milenio, Solalinde Guerra reconoció que el tema migratorio es muy complejo “Y entonces el Presidente no ha querido entrarle, porque es muy complejo, porque piensa que es mucho dinero y porque no va a alcanzar a terminar una transformación”.

Comentó que en los últimos tres meses San Pedro Tapanatepec se ha convertido en un cuello de botella para miles de migrantes que buscan un permiso para transitar de manera libre y segura hacia la frontera norte de nuestro país, en lugar de realizar el trámite de manera ágil, hoy en día para conseguir un permiso, es necesario pagar hasta 400 a los líderes que se encargar de llevar el control de las listas para obtenerlo en al menos tres días, situación que atenta no sólo para los migrantes, sino, para la población en general que ya fue superada, además de colapsar servicios básicos y de salud.

“Yo he puesto denuncias penales contra ellos inclusive, porque no se me hace honesto, que con una mano les den los trámites y con la otra se los quiten, se los rompan y los deporten, los manden al sur, a Tabasco, eso está pasando, por eso pienso que se necesita buscar una solución, no sólo en Tapana, sino en toda la frontera sur”

Para evitar que continúe la extorción que a las personas migrantes en Tapanatepec, Solalinde Guerra dio a conocer que todos aquellos migrantes que lleguen al albergue “Hermanos en el camino” de Ixtepec, tendrán acceso de manera gratuita a un “permiso de salida” de 20 días para que avancen en la búsqueda del sueño americano.

“Un documento, un oficio de salida por 20 días, verda, 20 días para poder transitar por todo el país y además se dan las visas humanitarias, pero también las tarjetas de visitante por razones humanitarias y por supuesto la credencial de refugiado”.

Alejandro Solalinde Guerra dejó en claro que es necesario que organizaciones como “Pueblos Sin Frontera” dejen de incitar el flujo migratorio, para que se deje de arriesgar la vida y la salud de los miles de migrantes que avanzan por territorio mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *