Ramón Bragaña

Juchitán, Oax. – Después de  17 días de haber iniciado los incendios en la zona de las “Las Petacas”, “La Cuchilla del Flaco” y “La Ciruela”, ubicados en la zona de los “Chimalapas”, brigadistas lograron liquidar dos de los tres incendios que afectaron 4 mil 550 hectáreas, en su mayoría de árboles maderables.


En esta lucha sin descanso para evitar que la selva de los “Chiamalapas” continuara afectándose, participaron 105 brigadistas de diferentes áreas, entre las que destacan: los  de Santa María Chimalapa, San Miguel Chimalapa, Brigada Conafor, Brigada Conanp, Sedena, Fuerza aérea mexicana y el  equipo aéreo MI-17, cuya participación permitió detener el fuego en zonas de difícil acceso.

De acuerdo a versiones de algunos brigadistas, lo complicado del acceso ha sido un factor determinante,  que impide que los trabajos de brecheo avancen con mayor rapidez.

Después de casi dos semanas y media, únicamente se mantiene activo el incendio en la zona de “La Ciruela”, donde se tiene un control del 50 por ciento y una liquidación del 20 por ciento, sin embargo, las rachas de viento mantienen alerta a los brigadistas para impedir que vuelva a agarrar fuerza.

Gracias a la participación de la  Fuerza Aérea Mexicana y el equipo aéreo MI-17, que con helicópteros acceden de manera directa a la zona afectada, se ha logrado controlar de manera significativa este último incendio.


El campamento de los brigadistas se encuentra en la población de Santo Domingo Zanatepec, de donde se ha dispuesto la logística para combatir el último incendio y con ello evitar que se siga afectando la selva de los “Chimalapas”, considerada una de las más grande de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *