Ramón Bragaña

Asunción Ixtaltepe, Oax.- Son alfareros del taller “Don Pepe” de  Asunción Ixtaltepec, la pandemia representó el cierre de ventas de sus ollas, comales y recipientes de barro elaboradas de manera artesana (a mano) a clientes en los Estados Unidos, hoy a más de un año y medio de esta emergencia sanitaria nivel mundial, los pedidos han comenzado a llegar y con ello la reactivación económica y la esperanza de cerrar este 2021 con mucho trabajo.

 Salatiel Santiago Antonio, alfarero con más de 20 años de experiencia, señaló que desde el año pasado sus clientes de los Estados Unidos le suspendieron sus compras.

“Un día nos llamaron por teléfono como lo hacían cada dos meses, nos dijeron ya no vamos a poder comprarles, que por el Covid19, todo se había cerrado allá y nos quedamos con los brazos cruzados”, refirió

El taller “Don Pepe” se encuentra localizado en la zona norte de Asunción Ixtaltepec, a un costado de la carretera Juchitán – Ixtepec, con más de 300 metros cuadrados, Zalatiel y Roel se dedican a la elaboración de ollas de barro para hornos, comales, maceteros y un sin número de productos, hechos completamente a mano uno por uno.

Los meses pasaron y las ventas bajaron en un 70 por ciento, situación que se reflejó en la baja producción, “Tuvimos que dedicarnos únicamente a la producción para el consumo local y regional que es bastante menor, además que los costos no son los mismos, a eso súmale el Covid19, los gastos del taller, la familia, estuvimos a nada de cerrar este taller que es nuestro único sosten”, indicó 

La llamada esperada

Fue hasta la segunda  semana del mes de septiebre cuando recibieron la llamada, uno de sus mejores clientes de Oklahoma le avisó que los pedidos iniciarían de nueva cuenta.

“Nos quedamos sorprendidos, veníamos de unos meses que para que te cuento, inmediantamente comenzamos a preparar el barro, a reacomodar todo en el taller para dejarlo listo e iniciar con Roel la producción de todo lo que se nos había solicitado”, refirió

Para poder entregar el pedido en tiempo y forma Salatiel y Roel comparten parte de la producción con otros alfareros de Ixtaltepec, la idea es cumplir con todo lo solicitado.

“Me dijeron que tenía menos de dos meses para poder entregar todo lo que nos pidieron, como vez acá en el patio del taller tenemos ya un avance del 60 por ciento en el pedido, lo demás irá saliendo en los próximos días, por eso decidimos compartir el trabajo, así cada quien le entrega al cliente y recibe su paga”, comentó 

Asunción Ixtaltepec, es conocido entre otras cosas por la calidad de sus alfareros y las obras que ellos producen, hoy de nueva cuenta esta actividad económica comienza a reactivarse, con ello se reactivarán los empleos y se incrementará la derrama económica a nivel local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *