Ramón Bragaña 

Juchitán, Oax.- Natividad y José Ángel son dos comerciantes de los más de 700 que conforman el padrón de locatarios del mercado público “5 de Septiembre” de Juchitán, a ellos como al resto de sus compañeros la pandemia por Covid19 les ha pegado en la venta de sus productos, por lo que desde que se reiniciaron las actividades, decidieron acatar las medidas sanitarias como son el uso de cubrebocas, gel antibacterial y la desinfección de su espacio de trabajo.

Para Natividad quien se dedica a al venta de carnes, la Covid19 la orilló a cerrar su puesto y regresar a su casa, sin embargo las ventas no fueron las mismas, ya que la mayoría de la población ya está acostumbrada a comprar su comida en el centro de la ciudad.

“Nos dejó sin trabajar, no podíamos tener al carne refrigerada mucho tiempo, perdimos dinero, ya no podíamos comprar animales como antes, nuestros clientes dejaron de comprar, no había dinero y ahora que reabrieron el mercado, decidimos cuidarnos mucho, primero por nuestra salud y en segundo lugar, para garantizarle a nuestros clientes que tenemos salud y sobre todo higiene en lo que vendemos”, refirió

El caso de José Ángel no es muy diferente, por lo que el uso de cubrebocas y la desinfección constante de su puesto es importante para la venta de sus productos.

Ante esta situación, locatarios de este mercado público,  invitan a la población en general a que acudan con toda la confianza a realizar sus compras, para que puedan con ello reactivar la economía local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *